2014/09/16

¿Cambio climático? La entrada del mar en Ocean Park

Esta y todas las fotos subsiguientes por Eric Alvarez ©2014.
Para el año 2001, y  tal vez hasta el 2005, era asiduo del simpático hostal en el sector de Ocean Park en el municipio de San Juan, Puerto Rico. Una experiencia reciente en el mismo lugar me ha provocado compartir algunas reflexiones.

Esta es una zona residencial contigua a las playas de la costa norte de la región que comprende el municipio. La costa se extiende desde el islote donde radica el Viejo San Juan y sigue su curso por toda la zona noreste y noroeste de la isla de Puerto Rico. Hacia el este, la costa se extiende hasta el municipio de Fajardo, probablemente cerca de unas 100 millas desde la punta oeste de la isla hasta ese municipio.

Pero la razón de ser de esta nota no es demarcar los límites geográficos y las distancias de esta isla caribeña. Lo que si es importante observar, antes de continuar, es que en la costa norte de Puerto Rico, y particularmente frente a toda la zona de San Juan, se encuentra la zona más profunda del océano Atlántico, conocida como la Fosa de Puerto Rico , la cual se localiza en el límite de dos placas tectónicas.

No hay que decir que las implicaciones que le plantean estos datos a la sociedad puertorriqueña, y específicamente a las autoridades gubernamentales, son de una magnitud que trasciende toda discusión politiquera irresponsable.

La formulación de política pública y, específicamente, los procesos de otorgamiento de permisos para desarrollos inmobiliarios, no pueden ser indiferentes a la evidencia científica, de carácter contundente y objetiva —aquella no manipulada para lograr o impulsar propósitos escondidos de cualquier índole—, que le sea sometida a las autoridades respecto, no sólo a los temas ambientales, sino a los riesgos inherentes a la dinámica sísmica, y a los inminentes cambios climáticos.

Todo lo anterior adquiere particular importancia si se considera que el cambio climático, y sus efectos sobre los océanos, parece haber comenzado a manifestarse con callada violencia en la zona de Ocean Park, al final de la calle Tapia en Santurce. El océano está socavando, mediante la persistente erosión y la fuerza de sus olas, los cimientos de las estructuras más cercanas a la entrada del mar, en lo que fue, en un pasado cercano, parte de la playa de Ocean Park.

Este artículo fue publicado el 16 de septiembre, pero mi visita original al lugar se produjo el 13 de septiembre. He visitado posteriormente el lugar varias veces. La última de ellas, el 17 de septiembre. A esa fecha el fenómeno continuaba y el movimiento de las olas manifestaba no sólo volumen y corrientes, sino el proceso de destrucción de las murallas,  y en algunos casos incluso los cimientos, de los edificios en dirección al Último Trolley desde el final de la calle Tapia, así como la pérdida o erosión de la arena como consecuencia de la fuerte resaca del impresionante oleaje.

El evento no luce ser pasajero debido a que la destrucción de las verjas de cemento, y el socavo de estructuras en lo que antes era playa sugiere un impacto de un tiempo mayor que el producido por un fenómeno de apenas unos días. Este evento se ha producido aparentemente durante meses muy recientes, sin coincidir con el paso de sistemas tropicales de importancia, mucho antes de la llamada “marejada de los muertos” a principios de noviembre, y antes del período de “invierno” isleño y la llegada de los frentes fríos en enero y febrero.

Las zonas de Ocean Park y el Condado, por su parte, nunca han tenido sistemas de dunasal menos no de un volumen importante de arena en los últimos 20 a 30 años, razón por la cual se facilita la entrada del mar en el caso de cualquier evento propio de la naturaleza en el trópico, y mucho más ante las circunstancias climatológicas y geológicas que pueden afectar a la isla. La ausencia de los sistemas de dunas, que operan como defensas naturales contra el oleaje, tiene consecuencias más graves aún debido a los efectos dramáticos que se anticipan han de tener los cambios climáticos.

La inexistencia de los sistemas de dunas pueden ser producto de diversos factores naturales. Sin embargo, el factor humano, la autorización por las autoridades de las actividades de extracción de arena y la construcción de edificios en lugares de sensible impacto ecológico es, a mi entender, la causa eficiente y principal de este daño, y de los riesgos a la vida y propiedad que le están planteados a miles de residentes en las zonas costeras.

Quienes visitamos alguna vez el hostal de la calle Tapia en Ocean Park podemos recordar el amplio espacio de playa al final del cual rompían las olas. Eso fue años atrás. En la actualidad, tal vez de unos meses a esta parte, como muestran las fotos a continuación, el océano ha reclamado el espacio de la playa para sí, en lo que parece ser un reflejo del aumento en los niveles del mar mucho más acelerado que el previsto por los científicos hace unos años.

Todo parece indicar que la isla está comenzando a recibir los efectos de este fenómeno en la zona de Ocean Park, el Último Trolley y Punta las Marías. Necesario ha de ser comprobar la manifestación de este fenómeno en el resto de las costas de la isla.

Queda en manos de las autoridades evaluar, y discutir con la ciudadanía, las medidas ante lo que evidentemente puede ser una situación catastrófica, al menos para los residentes de los litorales de la isla;  ese estrecho margen entre el océano, los mares, y el sector de tierra adentro, en el que la cicatriz de las agresiones de todo tipo, por parte de heterogéneos componentes de la sociedad boricua, ha dejado su laceración permanente en el rostro de la costa que, paradójicamente, habría de ser la primera línea de defensa de los isleños contra los embates catastróficos de la naturaleza.

A continuación presento unas fotos tomadas por mí el pasado sábado 13 de septiembre. Tal vez la más impresionante es la que permite apreciar la entrada del océano en relación a donde quedaron las boyas para definir la zona para los bañistas. Esta es la foto de cierre.










(Editado el 17 de septiembre de 2014 a las 9:46 am, a las 11:25 am, y a las 10:05 pm, para hacer algunas correcciones de redacción y estilo, y revisar e incluir algunas observaciones sobre el fenómeno descrito en el artículo.)

(Editado el 21 de septiembre de 2014 para dejar sobre la mesa la compleja discusión sobre las doctrinas judiciales en cuanto a la responsabilidad legal del gobierno por daños producto de autorizaciones a proyectos o políticas públicas adoptadas obviando, en ambos casos, evidencia científica que aconseje cursos de acción distintos.)

(Editado el 21 de septiembre de 2014 a las 10:00 pm para corregir gramática, redacción y estilo en partes sustanciales de este artículo. Ofrezco mis disculpas a todos los lectores. Los errores son producto del sentido de urgencia que me provocó el observar este fenómeno. La divulgación posterior no se beneficio de una revisión pausada del texto hasta esta noche. De haber otros errores, espero los excusen, ya que, como dice un poeta a quien aprecio, los errores gramaticales u ortográficos son los reflejos de las marcas y cicatrices que deja la vida.)

2014/04/23

Nuevo derrame contaminante en la laguna del Condado

Foto por Eric Alvarez © 2014
(Versión editada a las 4:15 pm, tras haber tenido contacto con las autoridades que se personaron a atender la situación en la laguna.)

Capté este evento hoy, a eso de las 11:15 de la mañana de hoy, tal vez originado más temprano durante la mañana. Se trata de un derrame contaminante, nuevamente, en la laguna del Condado, nuevamente, cerca de una semana después del evento de derrame de diesel, y una repetición de la situación que he venido denunciando en este blog desde el 30 de agosto de 2012. Resulta interesante el hecho de que el derrame de hoy es similar en magnitud al del 30 de agosto de 2012.

Se trata del derrame recurrente de un agente contaminante a través del desagüe pluvial que recoge, o se supone que recoja, al menos, las aguas de lluvia de la calle Cuevillas y Madrid en Miramar, esto es al lado sur de la laguna del Condado. Es una teoría plausible la que indica que estas descargas son producto de la falta de mantenimiento de las líneas sanitarias y pluviales, y la existencia de instalaciones ilegales, produciéndose filtraciones recurrentes que terminan en la laguna del Condado. Este asunto lo he discutido en mis notas anteriores sobre este tema.

Llamo la atención a un detalle importante. Esta descarga, al igual que las anteriores, se movía con la corriente de la laguna hacia el sector de la pequeña playa que utilizan los ciudadanos durante los fines de semana, al inicio del puente sobre el canal San Antonio, a la altura del Km. 0.0 del Expreso Baldorioty de Castro. Además, estos contaminantes se mueven hacia todo el estuario de la Bahía de San Juan, lo que contrarresta todos los esfuerzos dirigidos a la restauración de la vida marina y la calidad del cuerpo de agua.

El hecho es que a la laguna del Condado no están llegando únicamente llamativas descargas contaminantes de diesel o de agentes químicos como el del día de hoy, sino descargas sanitarias de todo tipo. Este asunto plantea un serio problema de salud para los bañistas y practicantes de deportes acuáticos, así como un riesgo para las especies marinas que se pretenden proteger a través de los diferentes programas del gobierno.

Si no se atiende el problema de estas descargas, así como otras que deben estar produciéndose sigilosamente a lo largo de la laguna, nunca se podrán alcanzar los loables objetivos de los programas de conservación y restauración. Ello requiere contar con los recursos financieros para llevar a cabo estos estudios y los proyectos de infraestructura. Las autoridades saben dónde buscarlos. Procédase pues.

En un principio esta nota fue provocada por la urgencia de levantar esta denuncia, alertar a los lectores y usuarios de la laguna, y llamar la atención de las autoridades correspondientes, para lo cual se pasó a mostrar parte de la evidencia fotográfica de este suceso.

Sin embargo, a este punto, y por ser testigo de la respuesta a mi denuncia, es justo señalar, y reconocer, que tan pronto envié la información a la Sa. Cristina Ramírez, del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan, esta entró en contacto diligentemente con las agencias y funcionarios correspondientes, particularmente el Sr. Alexander Avila, Inspector de Cumplimiento Ambiental del Municipio de San Juan, el Sr. Alex Rivera de la Environmental Protection Agency (Agencia Federal de Protección Ambiental), y la Policía Municipal, presente a través de la oficial Luz Rojas Delgado.

Tengo que destacar la labor de todos estos funcionarios quienes, con fruición y seriedad, bajo un sol inclemente, se dedicaron a examinar una por una las alcantarillas pluviales y sanitarias circundantes al desagüe en el que se produjo el derrame para tratar de identificar su origen, y tomar las medidas pertinentes.

Por mi parte, espero que el monstruo al final de la cueva no impida que se detengan estas descargas, y que se tomen las medidas para corregir los sistemas de desagüe de la zona, de modo que las aguas negras se dirijan a la planta de tratamiento de la Autoridad de Acueductos, y no a los sistemas de recogido de aguas de lluvia que terminan depositadas en la laguna del Condado.

Foto Eric Alvarez © 2014

Foto Eric Alvarez © 2014

2014/01/02

El Vocero… Una vez más.

Me siento en la obligación de volver a plantear este artículo. Diversidad y democracia: el caso de El Vocero de Puerto Rico. Lo provoca un editorial en El Vocero del día de hoy, propio del reino mágico, y no de un periodismo serio y fiscalizador que es el que necesita PR hoy. Ese periodismo puede y debe ser objetivo, lo que no es igual a ser "imparcial". Esto de la imparcialidad no existe. Es como un carapacho para esconderse de las críticas.

Aparentemente la dirección de El Vocero ha capitulado en la lucha por un espacio como periódico alterno, tal vez como producto de la desesperación (comprensible) de no contar, para recuperar su inversión, con apoyo de auspiciadores, mucho menos del gobierno, al contrario de El Nuevo Día (END) y de ciertos medios digitales muy bien montados por corporaciones vinculadas a ese periódico y que son satélites de este "gran periódico".

Perderá, desafortunadamente, toda relevancia periodística al ser una especie de híbrido entre END y Primera Hora (perteneciente a los dueños de END), sin norte, a diferencia de los restantes medios impresos y electrónicos. Tomen nota los señores dueños de El Vocero de que casi todos los restantes medios noticiosos —con muy serias y pocas excepciones— bailan la rumba que END impone, y la de este último es la rumba del inmovilismo colonial, que es la causa, en última instancia, de la presente crisis en Puerto Rico.

Frente a este desarrollo, en el contexto de los procesos en curso, no puedo sino replantear mi preocupación sobre la diversidad en los medios de comunicación. Refiero además una nota seria y bien pensada de la publicación Sin Comillas, página dirigida y producida por la periodista Luisa García Pelatti sobre el incidente del 9 de diciembre, cuando el gobierno entregó el informe de actividad económica en horas de la madrugada a END para que este lo maquillara para atenuar su efecto en la prensa debido a que evidenciaba el desastre económico de Puerto Rico. Aquí el enlace a Sin Comillas (http://sincomillas.com/un-favoritismo-inaceptable/).

2013/10/23

Continúan derrames en la laguna del Condado

Las fotografías a continuación fueron tomadas por mí en la zona de la laguna del Condado, componente del patrimonial, y zona objeto de protección ambiental, Estuario de la Bahía de San Juan en el período del 21 de agosto al 23 de octubre de este año. 

Las fotos captan uno de varios tubos de desagües que desembocan en la laguna (éste en particular a la altura de la calle Cuevillas, en el sector de Miramar en San Juan), así como una de las orillas, ésta cercana al redondel de la plazoleta del monumento a Román Baldorioty de Castro, entre los kilómetros 0.5 y 0.6 de la vía número 26. 

No me había animado a divulgarlas en vista de la indiferencia de la prensa a investigar, y de las autoridades, por su parte, a siquiera tomar muestras, las cuales, me fue señalado, podrían ser tomadas y examinadas, por los estudiantes de la Escuela Graduada de Salud Pública. 

La repetición del incidente en la mañana del día de hoy, así como mi conocimiento de las diversas actividades recreativas que se llevan a cabo en la laguna, me movió a intentar de nuevo llamar la atención sobre este asunto. 

Por otra parte, puedo dar fe de que:

1. En el período del 21 de agosto al 23 de octubre observé 2 perros muertos flotando a la orilla de la laguna.

2. Tal y como había denunciado previamente, principalmente durante los días de semana, a eso de las 10:30 de la mañana, se producen descargas sanitarias a la laguna que incluyen químicos desconocidos. Ello requiere la toma de muestras y análisis para determinar si estas voluminosas descargas presentan riesgos para la vida marina y la ciudadanía que hace uso de la laguna como lugar de recreación.

3. Mi opinión como ciudadano, como estudiante no graduado de la escuela de planificación de la universidad de Puerto Rico, y como abogado, es que probablemente se está produciendo una filtración en los conductos fluviales lo que permite que sean penetrados por las descargas sanitarias. El peligro de ello es que estamos ante la posibilidad de descargas de aguas negras y químicos, tales como pintura o detergentes de limpieza utilizados en labores desconocidas.

Como dije anteriormente, he denunciado esta situaciónen el pasado. Estas fotos se añaden a las de las denuncias anteriores. Me parece que de mi parte, como ciudadano, no hay mucho más que pueda hacer salvo denunciar esta situación, como ya lo he hecho. Le corresponde a las autoridades tomar acción de una buena vez, por la protección de las especies marinas y de las personas que diariamente hacen uso de este cuerpo de agua.

Fotografía del 21 de agosto


Fotografía del 31 de agosto



Fotografía del 18 de septiembre


Fotografía del 23 de octubre


(Este artículo fue revisado y editado el 24 de octubre de 2013.)

2013/06/21

Inseguro el futuro de Pesquera – Vocero de Puerto Rico (Comentario y enlace)

Foto de archivo de El Vocero

Inseguro el futuro de Pesquera – Vocero de Puerto Rico

(Publicada originalmente el 21 de junio pasado, esta nota adquiere particular relevancia al día de hoy ante la violencia incontenible de la guerra por el control del narcotráfico, y como fenómeno  endémico, evento social y antropológico, en el diario vivir de una cultura decadente, en la que, incluso, algunos privilegiados obtienen los beneficios de las tácticas y estrategias de los halcones de la práctica legal.)


En declaraciones vertidas en el día de hoy el gobernador Alejandro García Padilla señaló que era importante que permaneciera en su puesto la persona que está implantando "su" plan anticrimen.  Antes de hacer esta afirmación, celebró la "reducción" de todos los renglones del crimen.

Visto de otra manera, lo que dice el señor gobernador es que debido a su extraordinario plan anticrimen se han reducido los delitos, y en ese contexto, es importante retener la persona que "sigue" o está implantando “su” plan. Resultan de rigor unos comentarios. 

En primer lugar, ¿cuál es ese plan anticrimen del que habla y se adjudica García Padilla? En segundo lugar, es totalmente mezquino de su parte no reconocer que el Superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, tenía su propio plan de acción —elaborado tras ser nombrado bajo la administración anterior del gobernador Luis Fortuño—, el cual ha estado implantando desde entonces. Que se sepa García Padilla no tiene conocimiento alguno sobre estos menesteres. Como cuestión de hecho, éstos ni siquiera forman parte del currículo de la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana. 

En tercer lugar, a pesar de los ingentes esfuerzos del Superintendente Pesquera y las agencias federales competentes, lo cierto es que el crimen sólo se ha reducido en la mente de García Padilla y en las oscuras oficinas de La Fortaleza donde se decide qué información se ofrece a la prensa. 

En el caso de Puerto Rico la pregunta siempre será cuánto de los índices de criminalidad se basa en los actos delictivos que se han detectado, en contraposición con aquellos actos que no han sido detectados. En ese sentido, la seguridad que perciba la ciudadanía en sus actividades diarias es un criterio fundamental. La contestación me parece evidente a la luz de la experiencia de los ciudadanos en diferentes puntos de la isla, empezando por el Viejo San Juan, centro histórico de la capital de la isla, otrora un refugio seguro para sus residentes.

Basta recordar, además, el incidente en el área de Cupey del pasado 15 de junio. Ese día una mujer resultó herida como producto de una ráfaga de disparos, con un rifle de asalto de origen ruso conocido como "AK47",  contra el vehículo en que se transportaba con varios miembros de su familia, sin que mediara ninguna motivación para el acto criminal. 

Durante la semana que justo acaba los actos de violencia criminal no han cesado. Peor aún, Puerto Rico sigue siendo un centro de trasiego, enlace y distribución de drogas ilegales. Puerto Rico entero, el ghetto colonial, es un punto.

Si algo se puede destacar de los esfuerzos de Pesquera es el haber logrado enfrentar con éxito a las tribus internas de la Policía, disciplinar los elementos ineficientes y dañinos, así como elevar la moral del cuerpo. Ello le ha permitido enfocar en su plan de acción, que nada tiene que ver con los juegos demagógicos del gobernador. 

Lo menos que se puede concluir es que García Padilla la faltó el respeto a su propio superintendente de la Policía, y continúa faltándoselo, al adjudicarse una pretendida y cuestionable reducción de la actividad criminal en Puerto Rico. Por otro lado, el esfuerzo del señor Pesquera —el cual por largos momentos parece que nadie quiere reconocer— fue desdeñado por parte de García Padilla en otro de sus viajes demagógicos y egocéntricos para adjudicarse méritos de terceros. 

No hay duda de que lo mejor para Puerto Rico, indistintamente de estadísticas que nunca reflejarán la magnitud del problema de la criminalidad, es retener los servicios del actual superintendente, a pesar de los desplantes y fantasías de su jefe, García Padilla. Falta saber si el señor Héctor Pesquera podrá seguir soportando la incompetencia insultante del gobernador.

(Este artículo fue revisado y editado el 24 de octubre de 2013.)

2013/04/13

En Boston se habla español (Comentario sobre artículo de Jorge Duany en El Nuevo Día)



(Publico nuevamente este artículo del 11 de de noviembre de 2009, referente al importante asunto de la inmigración y el idioma español, en este caso en Boston, por parecerme altamente pertinente respecto a las discusiones recientes en Puerto Rico sobre el ancestral problema del estatus, es decir, de la relación política y jurídica de la isla con los Estados Unidos.)

Comentario sobre el artículo "Latino en Nueva Inglaterra", de Jorge Duany en El Nuevo Día del 11 de noviembre de 2009.

El pasado lunes comentaba sobre lo impensable, lo ineludible: la caída del Muro de Berlín. Pues bien, el profesor Jorge Duany, de la Universidad de Puerto Rico, comenta en este breve artículo su experiencia en Cambridge, mientras desarrollaba trabajos de investigación en la Universidad de Harvard. Para algunos las experiencias relatadas por el profesor universitario podrían resultar impensables.

Duany destaca la diversidad de experiencias y actividades en "los pasillos" de la Universidad de Harvard relacionadas con Latinoamérica, desde la promoción por Ricardo Arjona de su fundación Adentro, hasta la discusión de la política venezolana. Coincido con el profesor Duany cuando expresa, a la luz de esa experiencia, que: "...en Puerto Rico a veces nos embelesamos mirándonos al ombligo y nos olvidamos que pertenecemos a una región más amplia. El insularismo del que escribió Antonio Pedreira a principios del siglo XX todavía nos persigue."

No puedo cerrar este enlace sin dejar de comentar unos datos interesantísimos aportados por el profesor univesitario. Duany señala que "el área de Boston concentra una enorme cantidad de recursos académicos y culturales sobre Latinoamérica y el Caribe". Indica, además, que la población latina en Nueva Inglaterra va en aumento. La población de origen hispano constituye el 16 % de la población de la ciudad de Boston, indica Duany en su artículo.

Respecto a lo cual resultan de gran pertinencia las expresiones de Susan Minushkin, "Deputy Director" del Pew Hispanic Center, en una conferencia a la prensa el 21 de febrero de 2008, ofrecida en el centro de prensa internacional del Departamento de Estado, sobre la esperada participación de los hispanos en las elecciones en los Estados Unidos. En esa ocasión, Minushkin indicó:
"What are our new Hispanic states? Well, these states, from 1980 to 2005, had more than 200 percent growth in their Hispanic population, and they have Hispanic populations of over 200,000. We can see some of these states: Pennsylvania, Virginia, North Carolina, Georgia, Washington, Oregon, Nevada, Utah. These are states that have had a lot of immigration."
Tal vez lo impensable, para asombro de todos, esté ocurriendo mucho más rápido de lo que se anticiparía por cualquiera. La existencia no de uno, sino de varios "estados hispanos", y la pesadilla de todas las pesadillas para un nacionalista puertorriqueño, o para un anquilosado racista norteamericano: que en Boston, de todos los lugares imaginables, se hable de manera predominante el español. Quizás, como en el caso del Berlín de 1989, estamos ante otro evento ineludible.

2013/03/17

Cambios en el Quantum


Imagen fotográfica: Eric Alvarez © 2013. Todos los derechos reservados.

"El tiempo se bifurca perfectamente hacia innumerables futuros."
Jorge Luis  Borges, "El jardín de senderos que se bifurcan"

Hoy comienza una nueva etapa para el Quantum y, específicamente, para las bitácoras orientadas a la poesía y la narrativa, ubicadas bajo la categoría de Espermas y Cebollas, las cuales pasan a tener su propio blog. Motivaciones muy concretas y urgentes, impuestas por el desarrollo que ha tenido el Quantum con el paso del tiempo, me llevan a dar este paso de bifurcación y cambios "hacia innumerables futuros".

Tras pasar revista a la trayectoria del Quantum, y considerar los tiempos que se avecinan, estoy convencido de que este instrumento debe concentrarse en el análisis político y socio-cultural mediante ensayos, artículos y comentarios breves. Así mismo, es hora de que este blog amplíe su contenido más allá del mar Caribe, y abarque otros puntos del aldeano globo terráqueo; de que considere aquellos aspectos de interés para los llamados “hispanos” en los Estados Unidos; y analice otros asuntos de importancia general, como en un juego cuántico, en el que será imposible ubicarle en un predeterminado y único lugar, o en un ritmo temporal, impuesto por las tendencias ideológicas o políticamente correctas de moda.

Por otro lado, y como ya anticipé, mis inquietudes literarias serán manifestadas a través de otro instrumento, el blog "Espermas y cebollas", en el que estarán publicados mis trabajos previos, y se publicarán en el futuro mis acercamientos a la poesía, los textos de carácter literario, y mis escritos sobre asuntos culturales en general. 

Finalmente, con el mismo ánimo con que comencé el Quantum, reitero mi deseo de que algo pase en el vecindario más cercano, mi compromiso de promover el cambio y de ser parte del aguacero, y sobre todo, mi propósito de contribuir al análisis serio de la realidad presente en su sentido más amplio, con la aspiración de que el gran vecindario avance hacia un mejor futuro. Con estos principios como guías, doy inicio a esta nueva etapa. A esta nueva aventura...